Oferta
Oferta
Stojo

Botella Plegable Stojo 590ml

  • €21,95
- €-21,95
Color
Albaricoque (Sandybrown)
Eucalipto (Darkcyan)

La botella plegable de Stojo es lo que estás buscando si quieres llevarte más de medio litro de bebida sin ocupar demasiado espacio. Esta botella de silicona de alimenticio tiene 590ml de capacidad. Una vez acabes con tu bebida, comprime la botella y verás como pasa a tener el tamaño de una manzana.

Está hecha en su totalidad de dos materiales de alta calidad, libres de BPA, plomo y ftalatos. Por un lado de silicona platino de grado alimenticio, que permite plegar la botella, y por el otro de polipropileno del tapón, que permite mantener la estanqueidad de ésta.

El siguiente vídeo muestra como plegar la botella Stojo. Para lavar tu botella de Stojo, hazlo a mano o metiéndola en la parte superior del lavavajillas.

Cada minuto se venden en el mundo 1 millón de botellas de plástico desechables. Probablemente, la mayoría de estas botellas acabarán en la naturaleza, contaminando el planeta. Una solución para disminuir este problema es utilizar una botella reutilizable. Es cierto que puedes seguir teniendo que comprar garrafas de agua para rellenarla. Aun así, la reducción de plástico al evitar la compra de botellas pequeñas es enorme. Sin embargo, si de verdad quieres acabar con la compra de cualquier tipo de agua embotellada, te recomendamos con cariño que te pases a ver el filtro de agua de grifo TAPP 2 Twist que encontrarás en nuestra web.

Las botellas plegables de Stojo vienen plegadas en una caja de cartón 100% reciclable.

Stojo es una marca creada en una de las ciudades del mundo en las que se toman más cafés para llevar, Nueva York. Así fue como nació su primer producto estrella, el vaso plegable de Stojo. Teniendo el claro objetivo de que ser sostenible no debería implicar un sacrificio, Stojo crea productos chulos, prácticos y respetuosos con el medio ambiente, que llegan a todos los rincones del planeta.

Si cuidas bien de tu botella Stojo, tardará mucho en romperse. Sin embargo, si esto sucede, puedes reciclar el tapón de polipropileno en el contenedor amarillo, cortando la parte de silicona. En cuanto a la silicona, no podrás reciclarla en ninguno de los contenedores de tu barrio. Por lo tanto te proponemos 3 opciones:
1. Llevarla al punto limpio más cercano para que allí lo tiren con el resto de residuos de silicona a ser tratados.
2. Quémala, ya que no emitirá casi CO2 ni dejará residuos.
3. Tírala en el contenedor común (gris) mientras eres consciente de que está feo.