Oferta
Nutricare

Apósito Biodegradable con Aceite de Coco

  • €6,95
- €-6,95

El apósito definitivo. Perfectos para cubrir pequeñas heridas, los apósitos de Patch de Nutricare son 100% compostables, veganos y libres de plástico. Por si no fuera poco, ¡también son transpirables, estériles e hipoalergénicos! Este modelo tiene aceite de coco para ayudar a reducir la inflamación y ayudar regenerar la piel. El paquete contiene 25 unidades.

El soporte y la gasa de estos apósitos está hecho de fibras naturales de bambú. La gasa en este caso también lleva aceite de coco. En cuanto al adhesivo, se trata de un adhesivo natural sensible a la presión. En su conjunto el apósito es en su totalidad compostable.

Asegúrate de que el área de aplicación está seca. Abre el sobre que contiene el apósito y sácalo. Retira uno de los papeles de la parte adhesivada y pon medio apósito al lado de la herida a cubrir, posicionando la gasa sobre la herida sin llegar a tocarla. Ahora retira el segundo papel de la parte de adhesivo y acaba de pegar el resto del apósito apoyando la gasa sobre la herida. Presiona con delicadeza el apósito entero ¡y listo!

Estos apósitos de Patch son una alternativa sostenible a la mayoría de los apósitos del mercado. Mira el vídeo y juzga tú mismx.

Los Patch de Nutricare vienen individualmente sellados en un sobre de PLA y papel. Todos los apósitos vienen en un estuche cilíndrico de bambú, 100% compostable.

Nutricare, la empresa creadora de la marca Patch, tiene el claro objetivo de hacer de productos existentes, una versión mejor. Eso es lo que han conseguido con Patch, creando una solución natural a uno de los productos sanitarios más comunes. Esta empresa australiana que forma parte de la familia de las B Corporation tan sólo acaba de empezar el camino a la creación de geniales alternativas sostenibles a nuestros productos del día a día.

Tanto los apósitos como el estuche de bambú los puedes tirar en el contenedor de compostaje (marrón) más cercano. En cuanto al sobre que envuelve los apósitos, puedes reciclar el papel en el contenedor azul y tirar el film al contenedor común (gris) ya que el PLA no se puede reciclar, pero es biodegradable en mucho menos tiempo que cualquier plástico convencional.