Oferta
Oferta
Stojo

Vaso Plegable Stojo 237ml

  • €12,95
- €-12,95
Color
Cashmere (Gainsboro)

El vaso plegable de Stojo te permitirá llevar tu café o bebida por el mundo y ahorrar espacio. Tan sólo pliega el vaso comprimiéndolo y mételo en cualquier bolsillo. Este vaso reutilizable te permitirá llevar bebidas tanto calientes como frías sin ningún problema. Este modelo Cashmere, de color gris, tiene una capacidad de 8oz (237 ml).

Está hecha en su totalidad de dos materiales de alta calidad, libres de BPA, plomo y ftalatos. Por un lado de silicona platino de grado alimenticio, que permite plegar el vaso, y por el otro de polipropileno, que permite mantener la estanqueidad del vaso y que lo puedas agarrar tenga la temperatura que tenga tu bebida.

El siguiente vídeo muestra como abrir tu vaso de Stojo. Por favor, ten en cuenta que el modelo mostrado es la versión más grande del producto, el Vaso Plegable Stojo 470ml, que incluye una pajita que este modelo no incluye. Para lavar tu vaso Stojo, hazlo a mano o metiéndolo con las piezas separadas en el lavavajillas.

Este producto representa una gran alternativa a los vasos de usar y tirar y las tapas que los cubren. No solo evitarás muchos residuos innecesarios, tanto de plástico como de papel, sino que además mejorarás tu experiencia de tomarte algo para llevar sin preocuparte de que ocupe espacio tu vaso.

Los vasos plegables de Stojo vienen presentados en un colgador de cartón 100% reciclable.

Stojo es una marca creada en una de las ciudades del mundo en las que se toman más cafés para llevar, Nueva York. Teniendo el claro objetivo de que ser sostenible no debería implicar un sacrificio, Stojo crea productos chulos, prácticos y respetuosos con el medio ambiente, que han llegado ya a todos los rincones del planeta.

Si cuidas bien de tu Stojo tardará mucho en romperse. Sin embargo, si esto sucede, puedes reciclar la tapa y el aro de polipropileno en el contenedor amarillo, cortando la parte de silicona. En cuanto a la silicona, no podrás reciclarla en ninguno de los contenedores de tu barrio. Por lo tanto te proponemos 3 opciones:
1. Llevarla al punto limpio más cercano para que allí lo tiren con el resto de residuos de silicona a ser tratados.
2. Quémala, ya que no emitirá casi CO2 ni dejará residuos.
3. Tírala en el contenedor común (gris) mientras eres consciente de que está feo.