Organic cotton and our planet. How sustainable is it?

El algodón orgánico y el planeta. Es más sostenible?

El algodón, lo abrazamos para secarnos después de la ducha y a veces nos arropa para mantenernos calientes y cómodos en forma de ropa o mantas, otras veces nos acompaña a algunas de las aventuras más impresionantes de nuestra vida.

No sólo es una fibra muy útil y confortable, sino que también proporciona trabajo a más de 250 millones de personas en todo el mundo, ya que la mitad de todos los textiles están hechos de algodón.

Aunque el algodón tiene muchas ventajas, hay que considerar seriamente su impacto en el planeta, en los cursos de agua y en las comunidades implicadas en la producción de fibras de algodón.

A continuación vamos a analizar el impacto del algodón en el planeta, las mejores soluciones para el algodón convencional y algunos datos sobre el impacto del algodón orgánico.

El impacto del algodón en el planeta y en las personas

El impacto del algodón en el agua

En términos de agua necesaria para su cultivo, el algodón es el cultivo más sediento del planeta. Si bien es importante hacer un uso eficiente del agua en casa y no desperdiciarla tanto dentro como fuera de ella, existe lo que llamamos el "agua virtual" que consumimos pero no vemos.

En el caso del algodón, se pueden necesitar más de 2.700 litros de agua para producir una sola camiseta si está hecha con algodón convencional. No sólo es extremadamente intensivo en agua, sino que puede contaminar las vías fluviales afectando a las comunidades que utilizan el agua para beber, cocinar o llevar a cabo su higiene. Esto no aparece en la etiqueta de los textiles que compramos pero es muy importante que empecemos a tener en cuenta estas cifras y seamos más inteligentes, tanto en la forma de producir como en la forma en la que consumimos.

Algodón y pesticidas

La producción de algodón convencional utiliza grandes cantidades de pesticidas. Los pesticidas reducen la calidad del suelo y del agua, a la vez que agotan la biodiversidad de la zona que rodea los campos de algodón. No sólo perjudican al planeta, sino que se ha demostrado que los pesticidas suponen un riesgo para la salud de los agricultores y de las comunidades cercanas.

El algodón y el CO2

Aunque a menudo muchas marcas de ropa a través del uso de campañas de marketing de "greenwashing" nos hacen pensar que una prenda textil hecha de algodón es sostenible, sin más explicaciones esto está lejos de la realidad. En un estudio realizado en 2020 se calculó que las emisiones de CO2 del algodón convencional eran más del doble que las de otras fibras textiles como la lana, el lino, el algodón orgánico o incluso el poliéster, con 6 kg de C02 por kg de fibra de algodón.

La alternativa sostenible al algodón: el algodón orgánico

¿Qué es el algodón orgánico?

El algodón orgánico es una gran alternativa sostenible al algodón convencional y a otras fibras que no son tan respetuosas con el medio ambiente. Existen varias definiciones, pero fundamentalmente el algodón orgánico es aquel que se cultiva sin utilizar ningún producto químico agrícola sintético, como fertilizantes o pesticidas, ni tecnología transgénica.

Se plantó por primera vez en la década de los 80 como una iniciativa para promover la agricultura sostenible, ecológica y biodinámica en todo el mundo.

Ventajas del algodón orgánico

  • Ahorra agua.

La producción de algodón orgánico requiere hasta un 91% menos de agua que el algodón convencional. El cultivo orgánico requiere menos riego, ya que el 80% de las tierras que producen algodón orgánico se encuentran en zonas que son predominantemente de secano. Esto anima a los agricultores a diseñar técnicas de ahorro de agua y a elegir variedades de semillas resistentes a las sequías.

  • Ayuda en la lucha contra el cambio climático.

Tal y como han demostrado diversos estudios, el hecho de que el algodón sea orgánico o no marca la diferencia a la hora de demostrar si realmente ayuda o no a combatir el cambio climático. Producir 1 kg de fibra de algodón convencional produce 6 kg de C02e mientras que el algodón orgánico produce 2,5 kg. Otras fibras como el lino o incluso el poliéster reciclado son también fibras más sostenibles que el algodón convencional, a la vez que requieren menos agua y resuelven otros problemas como la reciclabilidad, el uso de productos químicos y la salud del suelo.

  • Ayuda a mejorar la vida de los agricultores.

La Organización Mundial de la Salud ha clasificado los pesticidas utilizados en la producción de algodón convencional moderadamente a altamente peligrosos para la salud humana. Un estudio descubrió que el principal efecto sobre la salud de los niños era el deterioro del sistema nervioso, lo que provocaba dificultades de coordinación, problemas con los reflejos corporales normales y problemas de aprendizaje. Si además el algodón viene certificado como GOTS se tienen muy en cuenta las condiciones sociales y laborales de los agricultores.

  • Evita el uso de productos químicos nocivos.

La agricultura orgánica utiliza sistemas naturales en lugar de pesticidas y fertilizantes sintéticos. Los pesticidas que se utilizan en el cultivo de algodón orgánico son naturales y no son tóxicos o son poco tóxicos. El uso de pesticidas naturales reduce la huella hídrica gris, la cantidad de agua necesaria para diluir los tóxicos hasta niveles aceptables antes de introducirlos en las vías fluviales.

GOTS y su importancia para el desarrollo sostenible

Aunque el algodón orgánico es una fibra mucho mejor que el algodón convencional u otras fibras más intensivas en agua y CO2, hay otros aspectos que no se tienen en cuenta y algunas marcas que utilizan algodón orgánico dificultan el conocimiento de otros aspectos de su producción, por ejemplo, la sostenibilidad de los tintes utilizados o las condiciones laborales de los agricultores o de los trabajadores de la fábrica.

Dado que es muy importante que, a medida que avanzamos hacia un mundo sostenible, se tengan en cuenta todos los aspectos de la sostenibilidad, tenemos que asegurarnos de que cubrimos todas las áreas al abordar el cultivo y la producción del algodón. Para ello, una de las certificaciones más rigurosas y fiables es la Global Organic Textile Standard (GOTS).

La certificación GOTS se desarrolló para poner en práctica los principios orgánicos y ecológicos en la fabricación de textiles. Todas las marcas y productos textiles que llevan el logotipo GOTS han sido elaborados en fábricas que han cumplido estrictos criterios sociales y medioambientales.

GOTS inspecciona varios aspectos
: garantiza unas condiciones de trabajo justas, que no se contaminen los cursos de agua, que el blanqueo se realice mediante oxígeno y no cloro y que no se utilicen colorantes azoicos.



Ahora tienes los conocimientos, las soluciones y el poder para poner en práctica este pequeño cambio marca la diferencia para nuestro planeta y la gente que lo habita. Asegúrate de enseñar y compartir lo que aprendas por el camino, ¡porque juntxs somos la solución!

¡Únete a nosotrxs en @weterrazero y @terrazerostore para compartir el buen rollo!